Hacia una nueva cultura de innovación sostenible

Sostenibilidad

,

Gestión financiera

Hacia una nueva cultura de innovación sostenible

Romolo Latino | Jul 28, 2020

Los números hablan por sí solos y, por norma general, dan lugar a pocas interpretaciones: el estado financiero de una empresa basado en datos financieros es objetivo ante los ojos del lector que sabe cómo interpretarlo.

Además, existen otros tipos de datos de carácter no financiero que, a pesar de ser menos objetivos, dicen mucho acerca de cómo es una empresa. Estos datos no están presentes en los estados financieros, pero no por ello son menos relevantes en cuanto a la percepción e imagen que la empresa ofrece a todos los actores financieros que interactúan con ella a distintos niveles. Estos actores son los llamados «interesados»: ciudadanos, empleados, aquellos que mantienen relaciones económicas con la empresa (o con el organismo/asociación según el caso), proveedores, autoridades locales, periodistas... 

Es de gran importancia identificar estos datos no financieros y ponerlos en un contexto medible para compartirlos con las partes interesadas. Y este es precisamente el objetivo del Informe de Sostenibilidad, también denominado Estado de Información No Financiera (ENF).

El Informe de Sostenibilidad: píldoras informativas sobre la normativa

La Directiva 2014/95/UE del 22 de octubre de 2014, que modifica la Directiva 2013/34/UE, obliga a algunas empresas y grandes organizaciones a preparar el Informe de Sostenibilidad a partir de 2017. La Directiva 2014/95/UE se implementó en Italia con el Decreto Legislativo 254/2016 (en el Diario Oficial, n.º 7 del 10/01/2017).

Esta directiva introdujo la obligación para las grandes empresas, calificadas como «entidades de interés público», de proporcionar una declaración de carácter no financiero que contenga información destinada a aumentar el grado de percepción positiva y aceptación hacia la empresa, para dar visibilidad sobre la actividad realizada a los distintos actores involucrados, y ubicarla de manera clara e inequívoca en una estrategia empresarial sostenible y responsable.

Por lo tanto, el Informe de Sostenibilidad contiene información sobre las emisiones de CO2 de la empresa y el compromiso de reducirlas, el uso de materias primas y combustibles, las acciones tomadas a favor del territorio y la comunidad, las pautas para la salud y seguridad de sus empleados, la no discriminación de personas por género, religión o creencias políticas, etc.

Todo ello bajo una perspectiva de desarrollo sostenible basada en una responsabilidad social corporativa y, en consecuencia, de las naciones. Una política de recuperación saludable, basada en un crecimiento coherente y moralmente justo.

¿Cómo puede empezar una empresa a ser sostenible?

El camino hacia la sostenibilidad pasa por la innovación: debemos centrarnos en aquellas actividades que conducen a la creación de nuevos productos y servicios, nuevas características o incluso nuevos procesos de producción. A todo esto, se le une la estrategia; es necesario romper moldes, es decir, comenzando siempre por preguntarse:

  • ¿Qué impacto tiene el uso de mi producto? 
  • ¿Hace un uso correcto y razonable de los recursos naturales? 
  • ¿Discrimina o no a los usuarios? 
  • ¿Se puede dar respuesta con la menor demanda de recursos posible y contestar a tales preguntas de forma positiva?

Los beneficios no se harán esperar con la innovación de forma sostenible. Se reducen los riesgos operativos, aumentando la reputación de la marca, y atrayendo la atención de un número creciente de consumidores que adoptan y creen firmemente en la filosofía del uso correcto de los recursos del planeta, sin comprometer la posibilidad de que las generaciones futuras puedan seguir haciendo lo mismo. Todo ello bajo la perspectiva más relevante, producir y cuidar de todo el ecosistema y de sus habitantes.

Una vez que la mentalidad de las empresas ha cambiado hacia este concepto de innovación sostenible, la comunicación interna y externa se vuelve fundamental para beneficiarse de todas las ventajas en los términos de reputación anteriormente descritos (ventajas que, como han demostrado varios estudios, tienen también impactos concretos en el desempeño financiero). De ahí que se reafirme la importancia del Informe de Sostenibilidad, no solo para las empresas obligadas a realizarlo por ley, sino como un documento capaz de transmitir toda esta información y ampliar su valor.

La sostenibilidad es un cambio cultural

La sostenibilidad no puede considerarse como algo ocasional. La innovación y ruptura de antiguos moldes por una explotación sostenible de recursos son las bases del desarrollo industrial, económico y político-social, que además deben crear una cultura y ser incluida en la mentalidad de los gerentes de hoy y del futuro.

Esto es lo que creemos firmemente en Techedge, y por ello hemos desarrollado una solución digital para la realización del Informe de Sostenibilidad.

Con ESGeo estamos ayudando a muchas empresas a definir y desarrollar su plan por un desarrollo sostenible: se trata de una plataforma intuitiva dedicada a la sostenibilidad, capaz de gestionar la recopilación de datos no financieros mediante un proceso estructurado y rastreable. La plataforma es capaz de cubrir el proceso integral de sostenibilidad corporativa, de inversión y de la cadena de suministro al garantizar informes avanzados y vinculados dinámicamente al proceso de recopilación de datos.

ESGeo es la plataforma digital que permite producir información ESG con el mismo rigor y transparencia hasta ahora solo reservados para la divulgación económica y financiera.

ESGeo es nuestro compromiso por un futuro sostenible: todos debemos sentirnos obligados a dejar al menos las mismas oportunidades de hoy para la posteridad.

¡Suscríbete!