La evolución de los ecosistemas digitales

NRF

La evolución de los ecosistemas digitales

Fabio Cerioni | jul 02, 2020

En 1935 el biólogo británico Tansley, propuso el concepto de ecosistema para definir un ‘‘sistema biológico constituido por una comunidad de seres vivos y el medio natural en que viven’’.

Desde entonces, el concepto y la aplicación de la palabra ecosistema se ha ido propagando y aplicando a otros ámbitos, como las organizaciones sociales sometidas a supervivencia, reproducción y evolución.

En los últimos años se ha extendido el concepto de ecosistema al mundo digital, ampliando más la idea inicial de Tansley. Pero, ¿en qué consiste un ecosistema digital?

Un ecosistema digital es un sistema donde un conjunto de actores trabaja conjuntamente en base al principio denominado coopetición:

  • Cooperan bajo un conjunto de reglas e infraestructuras comunes y compartidas: el llamado “level playing field”, que son implementadas en la plataforma digital.
  • Compiten (o en todo caso operan de manera independiente) en la realización y oferta de servicios a sus clientes (cualquiera que sea su naturaleza y estructura).

En un famoso artículo de Mckinsey publicado en 2017, se estimaba que en el 2025 los ecosistemas digitales iban a mover un importe económico de 60 trillones de dólares, o lo que es lo mismo, casi el 30% del PIB mundial estimado en esta fecha. Dentro del artículo, se vaticinaba además que los ecosistemas se irán especializando según las áreas económicas de actividad.

Sería trivial en este artículo hablar de los grandes ecosistemas de éxito que se han creado en el Silicon Valley por las grandes empresas digitales y que siempre parecen un poco lejanos (como Amazon, Apple Store, AirBnb, Etsy, etc.). Sin embargo, el objetivo de este artículo, es analizar ejemplos más cercanos que nos puedan servir de inspiración descubriendo los patrones que definen la creación de un ecosistema.

Klöckner era una clásica empresa de semielaborados del metal. 

Los directivos de Klöckner, habían notado que el comercio electrónico de su industria requería de una logística especializada, integrada en un Marketplace que hasta entonces no existía. Se decidió entonces desarrollar una plataforma abierta donde todos los semielaborados del metal podían ser intercambiados, incluidos los productos de sus competidores.

Esta decisión generó un profundo debate en el board de Klöckner, puesto que la creación de una plataforma abierta tenía sus detractores, pero a medio y largo plazo la idea demostró ser acertada.

El Marketplace XOM material, se convirtió en el mercado de referencia en su sector y constituye uno de los activos de mayor valor de la empresa, siendo actualmente una pieza clave de su estrategia.

En XOM material, podemos ver los clásicos actores de un ecosistema interactuando entre sí:

  1. Los productores pueden poner en venta sus productos, teniendo a su disposición un amplio mercado con altos volúmenes y unos bajos costes de ventas.
  2. Los compradores obtienen mejores condiciones de precios debido a una mayor transparencia. Obtienen también una entrega más rápida debido a la coincidencia de la demanda en la red y tiempos de compra más cortos.
  3. Los distribuidores pueden acceder a bases de clientes más grandes tomando ventaja de los servicios de la plataforma, como el cumplimiento, la financiación y un servicio de previsión de la demanda.
  4. Los terceros pueden ofrecer seguros sistemas de financiación y logística.

Captura de pantalla 2020-07-02 a las 22.28.06

Otro ejemplo interesante de ecosistema digital está representado por Lition.

Lition es una startup alemana asentada en Berlín especializada en blockchain, que ha creado una plataforma llamada Lition Exchange platform. La plataforma permite un intercambio de energía abierto y directo entre productores de energía renovables y consumidores. Lition es considerada una de las startup más prometedoras en el ámbito de la energía. La plataforma simplifica los obstáculos legales, operacionales y económicos para los productores de energía verde, y permite que los clientes compren electricidad realmente verde a un precio asequible.

Los consumidores pueden verificar las transacciones y la planta de energía usando exploradores de bloques y sus direcciones en la cadena blockchain.

El proveedor local de Lition Energy, utiliza transacciones certificadas para reembolsar a los productores y entregar la energía.

Los contratos inteligentes en Ethereum permiten el intercambio de energía. Los consumidores y los productores pueden utilizar sus claves privadas para firmar transacciones de energía y garantizar su identidad en un entorno sin confianza, pero que los mecanismos de cifrado y consenso de blockchain aseguran.

El gestor puede acceder a la visión general en tiempo real de la evolución de los precios de la energía.

Captura de pantalla 2020-07-02 a las 22.29.52

Lition Energy es un clásico ejemplo de nuevo paradigma de ecosistema. Este paradigma de interacción P2P es replicable en muchos otros ámbitos de negocio, donde el intermediario es eliminado por una plataforma tecnológica. Este modelo abre el camino a una infinidad de alternativas de interacción entre distintos actores económicos.

Black es una compañía de seguros digital. La plataforma conecta a los corredores de seguros directamente con el capital, permitiéndoles lanzar sus propias compañías de seguros virtuales. De esta manera, se elimina un componente de la cadena de valor (Compañías de Seguros) obteniendo eficiencia.

EL dibujo de abajo representa la evolución de los ecosistemas digitales:

Captura de pantalla 2020-07-02 a las 22.30.42

Después de 3 años desde la publicación del artículo de Mckinsey sobre ecosistemas digitales, se puede observar cuál es el paradigma triunfador. Podríamos afirmar que las plataformas P2P son imprescindibles en estos entornos.

En el caso de que se necesitara una negociación automática o una posible auditoría externa, es natural que el sistema sea vertebrado por blockchain y en algunos casos, con los contratos publicados en las mismas redes, se podrá establecer un modelo automático de negociación.

Con los perímetros de los diversos sectores cada vez más fluidos y con la llegada de los ecosistemas, muchas empresas tradicionales pronto se encontrarán compitiendo con empresas e industrias que nunca habían considerado como posibles competidores, ya que se abrirá un entorno con nuevas reglas de juego.

En los próximos años las empresas tendrán que definir sus modelos empresariales no sobre la base de cómo competir con sus competidores en las industrias tradicionales, sino sobre la base de su capacidad para competir dentro de los ecosistemas que están surgiendo con rapidez, incluida una variedad de empresas de industrias completamente diferentes.

Es fundamental que las empresas no pierdan de vista estos nuevos modelos que constituirán la normalidad en las transacciones B2B y B2C.

La estrategia de las empresas de cualquier sector y cualquier tamaño, tiene que estar centrada en encontrar un rol en los nuevos ecosistemas digitales que están surgiendo o que, de forma inevitable, surgirán en el futuro.

Techedge con su framework de transformación digital, Nimbl Ripple Framework, ayuda las empresas a transformar su negocio. Escuchamos a los clientes analizando sus puntos fuertes y definimos e implementamos con ellos una estrategia de transformación usando las tecnologías que pueden estar al alcance de todos. 

Nimbl Ripple Framework

¡Suscríbete!