Cloud gestionado: vía libre a la transformación digital

Cloud

,

AWS

,

Migración cloud

,

Azure

Cloud gestionado: vía libre a la transformación digital

Dionisio García | feb 16, 2021

En un contexto empresarial convulso y siendo conscientes del duro momento que estamos viviendo, gran parte del éxito de la supervivencia de las empresas va relacionado con la transformación de nuestras compañías de manera controlada y gestionada, con el objetivo de diferenciarnos de nuestra competencia, lograr un mejor posicionamiento a medio y largo plazo así como evitar la pérdida de oportunidades de negocio.

La transformación digital de una empresa es un gran desafío, pero permite seguir evolucionando y crecer en competitividad. Esta promueve la innovación, mejora la eficiencia de los procesos y la productividad de los empleados, ayuda a adaptarse al entorno en constante cambio y crea nuevas oportunidades, permitiendo así una expansión equivalente a las necesidades del cliente, ofreciendo tanto al cliente como a sus intereses un mejor rendimiento y agilidad en sus operaciones.

Un paso fundamental en el proceso de digitalización es el uso intensivo del Cloud, y para ello, es muy recomendable contar con el apoyo de un partner que nos guíe y asesore en la búsqueda de soluciones inteligentes sobre los diferentes entornos de nube pública, así como en la gestión de esta y sus aplicativos.

Son muchas las ventajas de estos entornos:

  • No existen restricciones de escalabilidad, lo que permite a las empresas adaptarse de manera flexible a futuras necesidades, ya sea ampliando recursos o disminuyéndolos según picos de productividad, campañas, temporalidad o según necesidades de negocio.
  • Las infraestructuras como servicios (Iaas), proveen de una rapidez y agilidad significativa comparado con las tecnologías barebone, pasando de despliegues de sistemas de meses, a horas o minutos.
  • Permite tener entornos de pruebas y pagar sólo por el uso real de los mismos, lo que permite a las áreas de negocio innovar, estar actualizados, y disponer de la flexibilidad necesaria para probar mejoras sin incurrir en costes de adquisición de infraestructura, sin riesgo de CAPEX, y lo mejor, de manera inmediata, usando metodologías Agile, minimizando el Time to Market.
  • Implantar medidas de seguridad es una tarea más ágil y flexible, ya que se aprovechan los entornos que nos proporcionan los hyperscalers. Está demostrado que los sistemas de seguridad que ofrecen estos, son más seguros que los sistemas que se puedan desplegar on premise.
  • La disponibilidad e integración del dato, se garantiza de manera sencilla y rápida con los diferentes servicios de continuidad de negocio que ofrecen los hyperscalers.
  • El pago por uso es una herramienta eficiente para el control de costes.
  • Optimización del personal interno de TI ya que es más fácil externalizar las tareas operativas y de administración diarias a proveedores expertos que usen sistemas más automatizados e industrializados.
    New call-to-action

Según Penteo (en su informe de análisis de integradores de servicios Cloud): “Ya no se considera la nube únicamente como una solución tecnológica que permite copias de seguridad y facilita la continuidad del negocio, sino como el soporte de los procesos de negocio y el habilitador de la innovación y catalizador de la adopción de tecnologías emergentes en las empresas”.

Estamos entrando en el periodo de madurez del cloud y los números así lo avalan: IDC pronostica que el gasto en infraestructura de TI en la nube crezca a una tasa anual del 9,6%, alcanzando 105,6 mil millones de dólares en 2024 y representando el 62,8% del gasto total en infraestructura de TI. Los centros de datos en la nube pública representarán el 67,4% de esta cantidad, creciendo a una tasa compuesta anual del 9,5%. El gasto en infraestructura de TI no en la nube se recuperará algo en 2020, pero continuará disminuyendo con una tasa compuesta anual de cinco años de -1.6%.

Para España, IDC Research España considera que la inversión tecnológica relacionada con la nube se va a disparar estos próximos años. Así, en 2022, alcanzará el 40% del gasto core de IT, cifra que ascenderá al 80% para 2028. Amazon Web Services (AWS), fue el principal proveedor de servicios en la nube en el segundo trimestre de 2020, representando el 31% del gasto total. Microsoft Azure alcanzó un 20% de cuota de mercado, seguido de Google Cloud, que siguió siendo el tercer proveedor con un 6% después de superar la marca de los 2.000M$.

A partir de estos datos, sólo podemos aseverar que la tendencia es el movimiento hacia la nube, pero no como un objetivo en sí mismo, sino como un puente facilitador hacia la transformación digital.

Como conclusión, podemos decir que, las empresas que están en proceso o tienen planificado un proyecto de transformación digital, necesitarán una infraestructura y una gestión de esta junto a sus aplicativos de negocio que les permita de manera eficiente el control de costes, flexibilidad, seguridad y agilidad necesarias para el crecimiento y alineación de manera inmediata a las diferentes necesidades de negocio. La nube se ha convertido en su mayor aliado, así como contar con un partner tecnológico que permita mantener una relación exitosa a largo plazo, cuya unión facilitará velar por los intereses del cliente final y su satisfacción, entendiendo y añadiendo valor a su negocio. Desde Techedge podemos ayudarte a conseguirlo. ¿Quieres saber más?

Contacta con nosotros

¡Suscríbete!