Blockchain: conceptos básicos

Transformación Digital

,

Pensamiento de liderazgo

,

Blockchain

,

Rhinno

Blockchain: conceptos básicos

Entender de forma completa documentos o artículos sobre Blockchain, a veces puede resultar difícil si no se comprenden primero ciertos conceptos que aparecen de forma constante en los mismos.

A través del siguiente artículo vamos a intentar explicar de forma breve cuáles consideramos más importantes para poder abordar con cierta seguridad esta materia.

 

Criptografía

La criptografía es una técnica utilizada desde hace siglos para el ocultamiento y securización de información. Blockchain utiliza fundamentalmente estos métodos:

  • Funciones Hash: se trata de funciones que permiten cifrar de forma sencilla cualquier dato de entrada, generando un hash, que es un texto cifrado de una longitud fija. Las funciones hash tienen 3 propiedades importantes:

- Obtener el dato original a partir del hash generado es prácticamente imposible.

- Siempre se genera el mismo hash de salida para una entrada concreta, sin importar el número de veces que se ejecute la función.

- Cualquier modificación en la entrada original genera un hash totalmente distinto.

Estas características permiten su aplicación en la verificación de la integridad de un mensaje (verificar que no haya sido modificado) o su uso en firma digital.


  • Criptografía asimétrica: también conocida como criptografía de clave pública, permite la comunicación segura entre dos partes a través del uso de una clave privada y otra pública. La clave privada es la que mantenemos en secreto y la pública es la que compartimos con el mundo. Un mensaje cifrado con la clave privada solo puede ser descifrado con la clave pública y viceversa.
  • Firma digital: mediante la combinación de los dos métodos anteriores, podemos obtener lo que se llama “firma digital”. Básicamente consiste en aplicar una función hash sobre los datos que queramos intercambiar y cifrar el hash resultante con una clave privada. De esta forma obtenemos una firma que adjuntar en el envío de esos datos. Esta firma nos permite asegurar la autenticidad e integridad de los datos enviados al receptor y que estos no puedan ser repudiados por el origen al estar firmados.

 

Criptomonedas, tokens y assets

Estos conceptos están ligados entre sí y a veces es difícil definir en qué consiste cada uno.

  • Cuando hablamos de assets en Blockchain, nos referimos a la representación digital de un objeto o entidad del mundo real: una casa, un certificado de nacimiento, una imagen o un barril de petróleo.
  • Una criptomoneda es un asset que representa dinero digital. Puede comprarse, ser transferida o vendida de forma segura. A diferencia de las monedas tradicionales, no está controlada por un banco central. Cada criptomoneda opera en una Blockchain propia separada del resto.
  • Un token es un medio alternativo a los tradicionales por el cual podemos hacer pagos o demostrar la propiedad/derechos sobre algo. Como por ejemplo, los puntos de fidelización.
  • La tokenización es un método que convierte derechos sobre un asset en tokens digitales. Por ejemplo, si tuviéramos un cuadro cuyo valor fuera 10.000 euros podríamos generar 10 tokens que representaran un 10% de valor total del mismo y venderlos. Sus poseedores tendrían ese porcentaje de propiedad sobre el cuadro. Otro ejemplo podría ser un token que represente un certificado de nacimiento o una licencia de software. Como vemos, los tokens abarcan bienes fungibles y no fungibles.

Los tokens se apoyan en las criptomonedas para operar y distintos tipos de tokens pueden convivir en una misma Blockchain.

 

Algoritmos de consenso

Forman parte del núcleo principal de cualquier red de Blockchain. Estos permiten que los distintos participantes se pongan de acuerdo a la hora de validar las transacciones que se solicitan sobre la red y que generan los bloques que la componen. Existen muchos tipos de algoritmos de consenso y su uso varía dependiendo del tipo de red y la confianza que existe entre sus participantes. Por ejemplo, en una red pública se requiere un algoritmo más robusto y seguro ya que su carácter público la hace más vulnerable a los ataques. Proof of Work o Proof of Stake son ejemplos de este tipo, usados en Bitcoin y Ethereum respectivamente.

El problema es que estos algoritmos más seguros normalmente conllevan un mayor consumo de recursos y el número de transacciones o bloques que se pueden procesar es menor. En una red privada se puede ser más laxo en estos aspectos ya que existe mayor confianza entre los participantes de la red, por lo que estas ven mejorada la transaccionalidad respecto a las públicas utilizando algoritmos que son menos seguros, pero adecuados para las redes donde operan.

 

Smart Contracts

Los contratos inteligentes son piezas de código (programas) que se despliegan dentro de la red de Blockchain para que no se pueda modificar su contenido; así, tampoco pueden ser controlados por un solo actor. En ellos se codifican las reglas que se quieren establecer entre las distintas partes que harán uso de los mismos. Cuando se cumplen las condiciones establecidas, estos son ejecutados realizándose las acciones que se definieron dentro de su código.

 

Wallets

Las wallets nos permiten almacenar las claves con las que un usuario puede realizar transacciones sobre una red de Blockchain. De esta forma podemos probar la propiedad de tokens, criptomonedas o identidades digitales.

Pueden ser de muchos tipos: programas instalados en un PC o en el móvil, estar en la nube, pueden ser impresas (imprimimos nuestra clave sobre papel u otro elemento) o de tipo hardware similares a un USB.

Cada una tiene diferentes características que nos aportan unos beneficios u otros. Por ejemplo, una wallet en la nube nos permite evitar el problema que supondría tener las claves almacenadas en nuestro pc y que este se estropeara quedando estas inaccesibles. Sin embargo, una wallet en la nube supone que nosotros no tenemos el control sobre esas claves y este tipo de servicios han sido objeto de diversos ataques en los que han sido robadas. Debemos valorar los riesgos y beneficios a la hora de elegir un tipo específico de wallet o también se puede optar por combinar varias.

 

DApp (Decentralized Applications)

Las aplicaciones descentralizadas son un concepto que aparece a raíz de Blockchain. Una aplicación descentralizada es aquella que no es controlada por una entidad central, su código es abierto, es autónoma, se ejecuta de manera distribuida y cualquier cambio sobre ella se tiene que realizar de forma consensuada con la comunidad que la usa. Bitcoin o Ethereum se pueden considerar en sí mismas aplicaciones descentralizadas, que además se han convertido en frameworks que permiten el desarrollo de estas aplicaciones sobre ellas, a través de los Smart Contracts.

Hasta aquí hemos visto algunos de los conceptos más básicos que debemos conocer sobre Blockchain, en los siguientes artículos veremos cómo son aplicados en el funcionamiento de las distintas redes de Blockchain existentes.

 

Consigue una verdadera transformación digital

Desde Techedge, debido a nuestra amplia experiencia, nos ofrecemos a ser tu partner en este proceso clave de una adecuada transformación digital. 

¡Quiero saber más!

¡Suscríbete!